Sunday, October 15, 2006

NYC Blues



De ahí salimos por una colectora bordeando el río para el Uptown Manhattan, precisamente la zona del Harlem, la tradicional city within the city de mayoría negra y latina. En la 125st. nos topamos con el teatro Apollo, aquel garito famoso donde personajes como Johnny Coltrane, Ella Fitzgerald y Miles Davis sudaban ante un público post guerra oscuro con ganas de vivir y perderse un rato entre frenéticas sesiones de jazz y nubarrones de espeso humo. Bajamos a sacar unas placas mientras algunas pandillas nos miraban celosamente a poca distancia. Volvimos rápidamente al auto para seguir subiendo en busca del famoso cubanito donde el viejo y sus amigos se juntaban a comer. Mientras mas subíamos mas nos metíamos en el corazón del barrio. Monoblocks dominaban el paisaje, negocios y tabernas con viejas y tristes luces de neon se destacaban entre un millar de graffitties sobre raídas y gastadas paredes. Grupos de pandillas vestidos con pantalones negros, camisetas y gorros blancos rapeaban rapsodias urbanas ante la diligente mirada de policías aparcados frente a ellos. Finalmente encontramos el garito, una larga barra atendida por unas camareras cubanas y al fondo dos mesas ocupadas y otras dos libres donde nos sentamos. Pedimos dos porciones de bananas fritas con mojito y unos bocatas cubanos. A la vuelta nos dejaron en el apartamento y nos despedimos de los primos.

1 comment:

milo said...

Excelente man! nunca mejor expresado!