Wednesday, November 22, 2006

Conversaciones culinarias bien temprano a la Mañana

Hoy me levanté a las diez y media. Podría ser peor teniendo en cuenta que ayer me acosté a las tres de la mañana. Me quedé mirando dos películas de los Monty Python's. Sigo convencido que Michael Palin es el mejor dentro de un grupo de grandes talentosos. Me levanté de la cama de la mejor manera que pude, hacía un frió increíble y la verdad que no tenía demasiadas ganas para levantarme. Fui para la cocina, puse agua a hervir y prendí la computadora.


No tenía ningún mail importante por responder y me tiré un rato en el sillón mirando hacia la ventana. El día estaba nublado y una helada brizna cortaba el sentido de pertenencia que se apoderaba dentro mío en ese momento. Cerré bien la ventana y me volví a tirar en el sillón. Mis compañeros de piso nunca están a esta hora así que aprovecho para mirar al techo y contar en mi cabeza el poco dinero que me queda. Apenas tengo para pagar el próximo mes de renta y vivir con lo que sobre. Éramos tan pobres pero tan felices dijo Hemingway en "Paris era una Fiesta". Teniendo en cuenta que es uno de mis autores predilectos lo tomo como un desafió y una manera de emular un poco su vida bohemia y glamorosa. Como el glamour no me interesa y cada tanto me gusta coquetear con la bohemia empecé a recortar gastos. Dejé de comprar cigarrillos para pasar a fumar tabaco de liar, que a la vez lo compro más barato a una de las viejitas que venden frutas y verduras en Henry Street. No mas carne en la heladera, demasiado cara y tampoco es buena, quizás es uno de los pocos argentinismos que me quedan pero no soporto comer carne dura. Mi dieta se basa en arroz, pasta y pollo. Ojo, me lo curro en la cocina de todas maneras. Nada de andar comiendo mal por ahí y encima caro. Lo bueno de vivir en Dublín en épocas de vacas flacas es que no te morís por ir a comer afuera porque la oferta es bastante floja. No saben comer acá y lo poco que se destaca entre tanta mediocridad son los siempre fieles restos chinos y algún otro étnico. No es extraño ver todos los restos italianos y franceses atiborrados de gente. Lo que si es raro es ver lo caro que son los precios. No conocen el concepto de buena cocina a buen precio. Por algo será que el plato nacional es el "fish n' chips".

En fín. El te consiguió la temperatura justa para tomarlo. Las tostadas saltaron felices y calientes del tostador. La mermelada espera ansiosa a ser esparcida. El sol salio tímidamente y pidiendo permiso.
Puede llegar a ser un buen día.

4 comments:

Chica fina opina said...

Bonito post. Reflejo de una de esas mañanas en las que te levantas casi con todo el dia hecho.
Respecto a los ajustes economicos.....cuando hay que estrecharse el cinturon la mente se vuelve prodigiosa y sacas ideas de donde no las habia antes. La de semanas que he sobrevivido a base de patatas, arroz, pasta y pollo....alimentos b´´asicos y baratos pero el secreto esta en saber cocinarlos de mil maneras distintas y aportarles su pizca de glamour.

Alejandro said...

que bello post.. me gustaria calarme fuera de mi pais, solo, paandola y disfrutando de la sensiacion de estar en un lugar al cual nunca te enseñaron a vivir, admirable...

G. said...

eres como un poco cliche...
tambien original...
estilo especial...al fin me gusto

gracias x tu comentario, sigue vieniendo...

saludos

G.

caleidoscopica said...

sabes tu escrito me recuerda a alguna mañana tediosa pero esperanzadora de mis dias en concepción... a todo esto donde estás, de donde eres???, quizas no deberia preguntar y solo leer, pero a mi me gusta preguntar...
es extraño ese ejercicio de mirar el techo por mirar, podria pasar horas haciendo eso, mientras cambios discos y el ventilador de mi computador gira leeejos, bien lejos sin si quiera llamara mi atención por volver a trabara.. o mejor iniciar el trabajo de la mañana.
te y tostadas con mermelada.. si, si.. es rico eso una mañana.

sabes si vi barfly, pero hace tiempo, puede ser cuando recien comencé a leer algunos libros de bukowsky y parecia que el tipo no habia existido en mi mundo y de pronto basto leer un libro para que todo confabulase y de la nada todos sabian de el... jaja eso me pasa a menudo con todo...

cariños, cuidate!